miércoles, 28 de septiembre de 2011

Que pena que a gente como tu, se les pille tarde.

He descubierto una cosa recientemente: los verdaderos amigos son aquellos que están a nuestro lado cuando nos suceden las cosas buenas. Nos apoyan, se alegran de nuestras victorias. Los falsos amigos son los que sólo aparecen en los momentos difíciles con esa cara triste de "solidaridad", cuando en verdad nuestro sufrimiento les sirve para consolarse en sus vidas miserables. Detesto que me consuelen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario